30 de abril de 2012

No Quito pero tampoco aquí

De lejos veo tu orilla,
esquiva y ausente,
rodeada de montañas.
Pero lo más importante es que no seré yo  quien te ayude a cruzar el río

Mi querida ciudad…. tiene algunas tentaciones
Donde yo vivo, no es necesario que sepas el nombre de tus vecinos y los estigmas sociales y leyendas familiares basados en el apellido han caducado ya.

Pero lo mejor es que tampoco tienes que obedecer las señales de tránsito: el letrero de seda el paso, no es más, que una valla decorativa en nuestra querida ciudad.

Aquí, todos estamos apurados y no les Quito más tiempo porque sé que acá un día vivido parece una semana.
En esta ciudad donde los miércoles saben a viernes siempre puedes regresar
los bares abren desde las diez de la mañana y en los hospitales no hay camas
los domingos siempre hay fútbol porque eso aquí somos bien religiosos
y no perdemos la fé de que nuestro equipo gane el campeonato nacional

Entre el smog, entre los carros, entre los bares, las noches nubladas, las mañanas asoleadas y el viento que barre la ciudad en los veranos
acá también hay tiempo para la ilusión,
y aunque personalmente yo no encontré el amor en esta ciudad… regueton is in the air.

Siempre me fui difícil aceptar que pertenezco a este lugar,
así fue como un día me fui de aquí haciendo un viaje que no viene al caso contar...
Y con el mismo ímpetu  que me fuí,  regresé,
                                                                                 rápido y a toda velocidad


El exilio cura y la nostalgia te ancla.

2 de marzo de 2012

Se que muy poca gente ha leído este blog, sin embargo, los pocos que lo han hecho me han motivado a mantenerlo.
Pienso continuar alimentándolo de poco y en la medida que yo también me sienta cómoda en compartir más contenidos.

Antisonante con ritmo entrecortado

Antisonante con ritmo entrecortado
Después de los ¿que tal si no te hubiera conocido?
Elefantes aperlados me regresan a la realidad
Los espectadores han bajado el telón
Los invitados no llegaron
El wisky era imaginario

Ahora que ni siquiera tengo una palabra por decir
Hay demasiado por contar
                                                               Te
Ahora que he perdido el ritmo
                                         
Intropolar biperspectiva
Toxica realidad
Soledad
Motivante imbecilidad
Cada copia
cada repetición de lo que alguien ya dijo
tal ves los sentimientos son reales
una ilusión
una fantasia
un sonido tan fuerte que no pude ignorar
de pronto soñaba que estaba cayendo
desperté bañada por una lluvia de sandias
una golpeo en mi cabeza
pero era tan dulce que olvide el golpe
también el sueño
también los demás dolores
Olía a azúcar
Y despierto otra vez
Amarga realidad
Jugosa soledad
Es verdad que estoy mintiendo
Copiando repitiendo plagiando maldiciendo
Siendo tan real
Yo creía con la misma aberración con la que mentía
Es insostenible.
                               Te cansaste de mentirme
Contigo estoy dos veces más sola
Tu voz no me deja escuchar los engranajes
Tampoco me deja dormir
Ahora tengo que volar
Me deprimí y volví
Una canción entre los dedos
Me trajo de vuelta
Sola y mal acompañada
No me preocupa solo me duele
Podría no tener fin
No son las vendas en mis ojos
Tampoco estoy ciega
Es verdad en otra en vibración 

16 de febrero de 2012

Para reducir emisiones de CO2

Nuestros blogs, los correos que enviamos y toda la actividad que tenemos en internet tambien es contaminante.

Aquí una iniciativa para reducir las emisiones de CO2 producida por nuestros blogs

http://www.geniale.es/co2neutral/planta-un-arbol

1 de enero de 2012

Es bueno ver hacia atrás y comparar cómo han cambiado las cosas.

La vida pasa muy rápido y a veces se nos olvida quienes somos.

8 de diciembre de 2011

Viernes

Frente al computador tenía poco tiempo para escribir, pero muchas cosas por decir, era una pena que no tenga la menor idea de cómo expresarse, tantos años reprimiendo sus sentimientos le habían llevado a olvidarse de sí mismo.
Por otro lado ella estaba en un bar en el centro de la ciudad, sus ojos eran redondos,  grandes, expresivos y algunas veces un poco tristes.
El apago la laptop apenas escribió un par de palabras sin sentido, salió de su casa  a ningún lugar… Camino un par de cuadras, de pronto empezó a llover, y decidió entrar a un bar que estaba cerca y esperar dentro a que la lluvia se detenga.
Ella salió del bar, era un fin de semana más, sin nada en especial que mostrar, llevaba consigo el cansancio de noches pasadas, fugaces y alegres, pero de pronto sentía haberse despertado de un sueño en el que era la única persona en la pista de baile, con los pies cansados y  resignada que estaba muy lejos de encontrar a su compañero decidió regresar a casa. En casa,  encendió el computador,  internet tampoco parecía tener las respuestas, únicamente encontró un par de notificaciones de Windows live, al parecer era el cumpleaños de alguien…, de pronto el celular empezó a sonar:
<      -  Alo
<      -  Hola estoy afuera de tu casa…
Era un viejo amigo, salieron a tomar unas cervezas en el mirador de Guapulo, conversaron sobre sus relaciones fallidas y al finalizar la tercera cerveza, la tienda ya había cerrado, así que decidieron ir de regreso a casa.
El,  en el bar,  entro y se sentó en la barra, frente a la barra habían unas cuantas mesas, en la mesa del frente una pareja, y a lado de la pareja un par de chicas, ninguna llamó su atención, finalmente decidió salir del bar, y mientras iba de salida pensó en llamar a una vieja amiga para tomar una cerveza.
Las chicas,  brujas inconformes pero con esperanzas, tomaron unas cervezas más en el bar hasta que se les acabó el dinero,  en ese momento y por arte de magia conocieron  a un hombre de más o menos cuarenta años, era gordo y llevaba bigote, les invito unos tragos, para entonces eran las tres de la mañana y el bar estaba a punto de cerrar, en ese momento les propuso ir a una fiesta en casa de un amigo, ellas aceptaron.
En la fiesta, solo habían hombres, era una fiesta gay, el gordito bigotón, al contrario de lo que ellas esperaban,  no tenía ningún interés en ellas. Las chicas, que a estas alturas de las noches, ya se habían transformado más bien en unas brujas insatisfechas por la reciente decepción, y para entonces  pasaditas de tragos decidieron quedarse en la fiesta. Una de ellas, logro atraer la atención de un hombre dentro la fiesta, el único heterosexual ahí, es una pena que haya estado más interesado en la cocaína que en la pobre brujita.

Al siguiente día el par de brujitas, salieron de la fiesta, alguien había encendido el sol muy temprano y consigo no solo traía la claridad sino los horrores de la voz de la conciencia, tomaron un taxi y fueron a su casa.
El, encontró las palabras que le faltaban escribió la carta y junto con un ramo de flores fue a casa de su novia.
Ella, despertó muy temprano por la mañana, el viernes había terminado, comenzaba la rutina del sábado.
 El gordito bigotón entro a su casa sin hacer mucho ruido, no quería despertar a su esposa, ella, la esposa perfecta, lo esperaba con un  desayuno de bienvenida, luego de su viaje de trabajo.